domingo, 1 de marzo de 2015

MI DUALISMO

Sinceramente... pienso realmente que el dualismo y el monismo son dos teorías muy abstractas, las dos apoyan teorías que por el momento no son del todo demostrables.
Se basan en buenos fundamentos, pero nunca se sabrá cual es el verdadero, el tema de si existe el alma va de la mano con la religión. Cada religión tiene sus propias creencias, y yo individualmente no estoy de acuerdo con el monismo ni con el dualismo. Es decir... pienso que todo el mundo necesita creer en algo, y el alma es una de esas creencias. Es como un billete de ida al cielo, si lo tienes no importa morirte porque allá donde vayas estarás a salvo. En cambio el monismo te da a entender que todo lo que te produce ira, placer, ilusión, lo produce el cerebro. Y esa teoría es la más racional, todo el mundo al pensar un poco y al tener algo de cultura sabe que es muy complicado creer en algo que no esta ligado a las leyes físicas. Y es exactamente lo que me ocurre a mi... sinceramente es complicado imaginarme que cuando muera no ocurrirá nada conmigo, que simplemente dejare de "funcionar" y se acabará todo... Por eso de alguna manera creo en el dualismo más que en el monismo... porque al pensar en la muerte prefiero que después siga teniendo algo que pensar o algo que sentir. Pero también para mi es cada vez mas complicado de imaginarme un alma que nos salvará a todos. Supongo que como la mayoría de gente nunca sabré la respuesta de esta cuestión así que pensándolo fríamente y teniendo que dar una contestación clara... Soy dualista porque creo que lo que nos hace ser personas, lo que nos hace seguir aquí, o simplemente por darle algún sentido a mi vida  pienso que tengo alma. Un alma que no tiene capacidad nutritiva o sensitiva, un alma que no es superior a lo material, ni tampoco un alma que no este ligada a las leyes físicas. Sino un alma que me hace sentir bien conmigo mismo y que creyendo en ella tengo menos miedo a lo que pueda ocurrirme o lo que pueda afectarme, un alma que no solo esta en mi o en ti, sino también en mi perro, en tu gato, hasta en el árbol de enfrente de mi casa.
Somos seres vivos y por ningún motivo no podría pensar que en el momento de la muerte solo sean los seres humanos los que tengan la oportunidad de seguir existiendo ya que me parece un carácter egoísta a quien opine lo contrario.

1 comentario: